sábado, xaneiro 21, 2006

Mi primera cibercita.

Como al inicio de las malas narraciones ayer por la tarde sonó mi teléfono: “¡Hola, Sergio! Soy Miguel Ángel González el autor de Quinientas razones…”; “Ah, si. ¡Hola!” Por correo electrónico nos habíamos dado los números de teléfono y yo había quedado en llamarle para tomar algo pues resultó ser de Ponferrada y continuar la discusión iniciada en este ciberdiario. “Te llamaba para ver si podíamos quedar para tomar el café prometido y continuamos hablando del tema de la autonomía leonesa. Yo tengo que salir para Astorga para la presentación del libro pero hasta las siete tengo tiempo” Veinte minutos después nuestras manos se chocaban, “Encantado”; “Igualmente”. Nos metimos en una cafetería y comenzamos a hablar sobre todo de León, esa realidad que como ya he dejado constancia aquí, era totalmente ignorada por mí. Tratamos del sentimiento bercianista construido a la contra de lo leonés (sin conocer si hay o no diferencias); de como los partidos políticos pervierten y utilizan cualquier idea o sentimiento, que tenga cierto asiento en la población, para alcanzar su fin último que es el de permanecer en la poltrona; de la realidad leonesa; de la influencia gallega patente en El Bierzo oriental; del bable, el gallego y el leonés; de la existencia de una cierta identidad en los pueblos del noroeste ibérico (MAG me dijo que ya hacía referencia a esa similitud entre lo que ahora son gallegos, asturianos, leoneses y zamoranos, Estrabón y que después paró mientes en ella Julio Caro Baroja), de literatura, del celtismo y el falso celtismo, de Álvaro Cunqueiro, de filandones (y una peculiar coincidencia con una tradición similar en la Bretaña); de la Fundación Villalar y de la manipulación política; del derecho foral y de escritores leoneses. Aunque sobre todo MAG me explicó muchas cosas sobre la historia de León –la Región leonesa-, como no quiero faltar a la verdad con lo que ha quedado en mi memoria les recomiendo que lean un brevísimo resumen que Ricardo Chao publica en su Corazón de León o que, si tienen más tiempo, visiten esta otra bitácora (Historia de León), en la que también colabora Chao, sobre historia de León.

En el Corazón de León de Chao también puede encontrar una colección de mapas antiguos de España (este entre otros) en los que se puede apreciar la evolución del Reino de León y su frontera oriental, otro tema sobre el que Miguel Ángel me habló. La frontera de Galicia como región de España, más allá de Gallaecia y Gallaecia Regnum, lo más lejos que ha llegado es al río Burbia. (Puede que lo entendiera mal pero confío en que ellos me corregirán para no dejarme mentir.)

3 comentarios:

ebierzo dixo...

"Tratamos del sentimiento bercianista construido a la contra de lo leonés ", yo personalmente no lo creo.
Si creo que lo berciano se ha infravalorado, a todos los niveles,... más dentro de la propia provincia, que en el resto de la comunidad,... no estoy comprometido con ninguna idea política, y de entrada desconfío de todo lo que se vende bajo la bandera de unas siglas.Por cierto, considero estos nuevos movimientos que justifican la autonomía leonesa, como un movimiento político más, por mucha documentación histórica que intente justificarla, su trasfondo es claramente político.
He leído atentamente la diserción que has hecho de la presentación del libro Quinientas Razones,... y mi sensación es la misma que cuando desde la comunidad vecina nos intentan convencer de que todos somos y hablamos gallegos. Es decir,... todavía no he encontrado a nadie que justifique la singularidad Berciana (como recoge el actual estatuto de Cyl)), así que mi idea actual (soy abierto a todas las propuestas),.. es "Virgencita, virgencita que me quede como estoy"

Sergio B. Landrove dixo...

El "virgencita, virgencita..." no sólo es una buena opción sino seguro la más realista; dudo de que se llegue a otra cosa.

En la conversación hablamos de ese "sentimiento bercianista construido a la contra de lo leonés" que no quiere decir que todo el sentimiento bercianista lo sea. Pero creo que estará de acuerdo con nosotros de que existe ese sentimiento bercianista fundado sólo a la contra no sólo de lo leonés sino también de lo gallego.

Yo desconfío, al menos igual que usted si no más, de las siglas políticas. El libro y el autor, salvo que alguien me diga otra cosa, no habla desde sigla alguna sino desde un estudio que quiere ser imparcial y científico (todos somos conscientes de que esta imparcialidad es difícil de conseguir pero para eso tenemos sentido crítico)

Según MAG una de las características de León es la comarcalización y los sentimientos comarcales. Así que si es verdad el sentimiento bercianista es bastante significativo ¿no cree? Para él la organización posterior de la CAL debería respetar esos "sentimientos comarcales" e, incluso, cree que sería conveniente rescatar la "Provincia de Villafranca" de 1822.

Eso son sus opiniones yo, después de ir conociendo estas cosas sólo estoy formando las mías. Lo que me parece claro es que por mucho que el Estatuto de CyL reconozca "la singularidad Berciana" en la práctica, COnsejo Comarcal incluído, sirve de muy poco.

Siempre, creo que nos hemos sentido, generalizando y por lo tanto mientiendo un poco, fundamentalmente bercianos. Si nuestra comarca es una unidad -aunque puede discutirse sobre sus límites- plenamente no puede pertenecer a Galicia pues en la zona oriental no existe este sentimiento y, en cambio en la occidental si se siente como propio Bembibre y el resto... ¿no cree?

Lo que está claro es que no somos "castellanos" pero si conocemos las diferencias entre lo castellano y lo leonés quizá descubramos una nueva perspectiva... Son simples hipótesis le digo que estoy formando mi opinión.

Muchas gracias por su comentario.

Miguel Ángel González dixo...

EBierzo:
La singularidad berciana existe, no cabe ninguna duda. Pero también es cierto que el marco histórico, político, administrativo y cultural del Bierzo es común a León desde hace más de dos mil años. Para poner en evidencia esta indudable sigularidad berciana hay que partir de la Historia real del Bierzo y no ocultar su vinculación con León.
Por otra parte, sólo se puede decir que León y el Bierzo son entidades distintas conociendo los rasgos culturales, geográficos, históricos, socioeconómicos, etc. de ambos, analizando objetivamente lo que comparten y lo que les distingue. ¿Qué distingue al Bierzo de León?
Finalmente, también hay que ser consciente de que el desarrollo histórico de la región leonesa tiene otros marcos territoriales superiores, antiquísimos, que la vinculan de forma estrecha con Galicia, Asturias y Extremadura.

Creo que es un argumento muy fácil decir que detrás de la reivindicación de la autonomía leoensa hay intereses políticos y me resulta extraño que digas que se quiere convencer a los bercianos que son leoneses o gallegos. Sé que decir ésto no gusta, pero es absolutamente cierto: El Bierzo es parte de un territorio denominado León, distinto de Asturias, Galicia, Extremadura y Castilla desde hace mil años. Esto lo convierte en históricamente leonés ¿no? Y además no podemos hablar de anexión ya que no se conoce un periodo de la Historia del Bierzo en la que este no haya compartido demarcación con el resto de León. Esto es verdad.
Sin embargo esto no supone que el Bierzo no tenga una personalidad histórica propia, diferente de "lo que está más allá del Manzanal", y que desde el Bierzo es denominado León. Porque ahí radica la cuestión ¿qué es León?