luns, xaneiro 16, 2006

Quinientas razones… ( IV ).

En tercer lugar intervino don Laureano Rubio, catedrático de la facultad de historia, que comenzó señalando la confusión existente acerca de la realidad berciana que se manifestó en la prensa por el proyecto de reforma de Estatuto de Autonomía de Galicia, para él la actual situación se debe a una practica de “divide y vencerás” que tiene hondas raíces históricas. Afirmó que El Bierzo nunca había sido provincia, aclarando que el termino “provincia” tiene origen romano y fue empleado durante un largo periodo histórico como sinónimo de comarca. Para el señor Rubio la campaña de negación de la identidad leonesa tiene su momento álgido en el XIX cuando los ideólogos del centralismo liberal eliminan el régimen señorial pero también otras instituciones propias que se habían mantenido incluso tras Felipe V. Desaparecieron en ese momento las Juntas Generales de Tierra, institución que el profesor comparó con las Juntas Generales Vascas, y que eran órganos de representación de los municipios de una Jurisdicción que los defendían frente a otras instancias superiores.
La impresión que me dio don Laureano es la de estar acostumbrado a hablar aun auditorio convencido y no sé si el resto de los presentes lo eran yo, desde luego, iba a aprender cosas nuevas. Puede que lleve años hablando de la uniformidad de las tierras leonesas lo que quizá en alguna de sus comarcas no sea necesario explicar por evidente y sentido pero, sigo diciendo, es necesario aclarar mucho aquí en El Bierzo e imagino que aun más en Zamora y Salamanca.
De su discurso, bastante disperso aunque muy interesante, se deduce que los principales problemas de León son que tiene una sociedad que vive engañada que no es consciente de su realidad por lo que no puede luchar por ella y que, en los momentos históricos determinantes, sus políticos nunca han estado a la altura de las circunstancias.

8 comentarios:

ebierzo dixo...

Vivir engañados durante tanto tiempo y que te despierten ahora es sinceramente bastante duro. ;)

Sergio B. Landrove dixo...

No lo digo con ironía, estoy dispuesto a creerlo si me dan razones.

gracias por leerlo.

Miguel Ángel González dixo...

Lo que dijo Laureano es discutible en algunos cosas, pero tiennes que entender que a veces uno tropieza con sus propias palabras.
Hizo una afirmación clara y cierta: los bercianos en sus documentos hasta el siglo XIX se identifican siempre como miembros del Reino de León. Yo mismo tengo un ejemplo de Cubillos del Sil. La fórmula empleada en los protocolos notariales es: "los vecinos de la villa ... perteneciente a la provincia del Bierzo, al Obispado de Astorga y al Reino de León". Cuando dice que el Bierzo nunca fue provincia se refiere al periodo que él conoce: el Antiguo Régimen y señala que el uso que se da a la palabra "provincia" en este periodo tiene un caracter méramente geográfico y no administrativo. Evidentemenet, en 1822 se creó la "provincia de Villafranca", que aunque incluía a Laciana y Cabrera, solemos identificar como la provincia del Bierzo.
Durante todo el Antiguo Régimen, desde el siglo XV hasta finales del XVIII, la provincia de León estaba integrada por tres partidos, en torno a tres corregimientos: Oviedo, Ponferrada y León. En el siglo XVIII se creó la provincia de Asturias por lo que la provincia leonesa quedó integrada por dos partidos: Ponferrada y León. En 1822 cada uno de estos dos partidos se convirtió en provincia.

En cuanto a la cuestión de la lucha del poder local de los pueblos de León frente al poder señorial por mantener sus derechos, es un episodio de nuestra historia impresionante. Algunos pleítos duraron siglos. Si quiere conocer con más detalle esta cuestión te recomiendo el tercer tomo de la "Historia de León" realizado por la Universidad de León. Está dirigido por Laureano Rubio y es muy estimulante.

Un matiz a tu párrafo final:
"... los principales problemas de León son que tiene una sociedad que vive engañada que no es consciente de su realidad por lo que no puede luchar por ella y que, en los momentos históricos determinantes, sus políticos nunca han estado a la altura de las circunstancias".
No sólo dijo que los políticos no habían estado a la altura de las circunstancias, sino que tampoco la sociedad leonesa estaba preparada para esos cambios.
Puedo además añadir que a esta sociedad se le ha ocultado, y se le oculta muy especialmente en estos momentos, su memoria histórica, su recuerdo de pueblo histórico y también podría dar pruebas sobre ello.

Sergio B. Landrove dixo...

Muchísimas gracias por hacer que mis glosas a la presentación de tu libro complementen aquélla. Cada vez me está interesando más y se están supliendo, muy satisfactoriamente las carencias que yo noté el viernes.

carracedelo dixo...

coincido en que desde León se trata de negar la evidencia de que El Bierzo tuvo diferencias históricas con la provincia Leonesa. Si se diferenció a nivel fiscal entre ambos territorios, con el partido de Ponferrada, y a nivel administrativo-institucional con la provincia de El Bierzo, por algo sería. Se diferencia por parte del poder lo que se considera diferente. Ningún otro territorio leonés tuvo corregimiento unido a una provincia como El Bierzo durante tantos siglos, conocemos desde fines del siglo XV a mediados del siglo XIX. Esta es la evidencia histórica de el Bierzo, hay que estudiar más nuestra historia.

http://www.blogoteca.com/obierzoxa

Landrove dixo...

Gracias, Carracedelo, por su comentario y por visitar esta Constelación.

Yo soy uno de esos que tiene que estudiar la historia no más sino algo.

Me pondré a ello.

Juan C. dixo...

Sr. Miguel Angel Gonz�lez, no confund alo que usted quiere con la realidad.

El Conde gat�n, en el siglo IX, se pone a frente del "populus bergido" (textual) y nada dice del reino de Le�n ni zarandajas. significa por tanto que ya en esa �poca exist�a una conciencia de identidad como bercianos.

El Bierzo estuvo bajo distintas administraciones (seg�n el P. Florez, que me imagino que usted respetar� su labor historiadora) hasta Fernando I estuv� en Galicia, y las versiones sobre la historia son variadas, pero decir, pomposamente "que los bercianos se identifican en sus documentos como miembros de Le�n" como usted dice es falso.
Unos ejemplos (de muchos):
-En El Tumbo Colorado (895)
"(...)in territorio Bergidense."
Para nada se nombra Le�n.
-Tumbo de san Pedro de Montes(1082)
"(...)in territorio bericense"
Tamopoco hay nada despues ni antes escrito de Le�n.

-(Archivo de S. Isidoro, n� 300)
"(...)in Berizo."

Y as� decenas de documentos.

Claro que existiran documentos que pongan que Oencia (por poner un ejemplo) pertenece a Le�n, yo mismo, que para nada me siento leon�s lo he de poner en la documentaci�n oficial que relleno �y? �qu� demuestra usted con eso, qu� se ha rellenado bien?

Mire, el �nico momento en el que El Bierzo pudo expresarse por si mismo a trv�s de unos representantes casi independientes fue durante la Constituci�n de Cadiz �y qu� sucedi� que El Bierzo se separo de le�n ( y a Le�n le importo un pito, nadie en Le�n se opuso, lo ve�an razonable y normal, el territorio era demasiado extenso y las distancias enormes, m�s de 100 kms de media a la capital provincial para una poblaci�n superior a muchas provincias, entonces y ahora).

Y la raz�n para que fuera parte de Le�n de nuevo no fue otra que la venganza por haber sido una regi�n que se puso de parte de los liberales en vez de los absolutistas (a�n despues de que tomaran las tropas de Bourke El Bierzo los ayuntamientos bercianos se negaban a denunciar a los liberales diciendo que se hab�in perdido los datos).

Ante los leonesistas como el Sr. Chamorro (teniente de Alcalde de Le�n por la UPL) que llaman a la Provincia de El Bierzo una anecdota est� la evidencia de un acto racional, y una venganza por parte del aparato del estado absolutista (durante Fernando VII y a la muerte de �ste por culpa de un elemento llamado Javier de Burgos) ante una regi�n que se opuso fuertemente a que el estado fuera una sola persona.

Menuda anecdota �eh?

Sergio Landrove dixo...

Don Juan C., le he pasado su comentario a Miguel Ángel González aunque me temo que no le contestará porque hace tiempo que se cansó de tener que distinguirse de los leonesistas "políticos profesionales". Ahora se preocupa de estudiar la cultura de los castros en el territorio cisastur y anda emocionado conlos petroglifos aparecidos en la Maragateria...

Gracias por su aaportación.