domingo, agosto 12, 2007

A contratiempo.

Últimamente, a raiz de una serie de lecturas que han ido corrompiendo mi carácter que siempre ha sido urbanamente correcto, mis preferencias son cada vez más anticapitalistas y hasta beligerantes contra el Progreso progresado.

Más allá del examen de conciencia y el propósito de enmienda sólo se me ocurre marcar los textos que pueden estar contaminados de tan perniciosas ideas con el sello A contratiempo que tomo de una canción que escribió Agustín García Calvo sobre dos versos de Rafael Sánchez Ferlosio y que luego musicó el hermano de este último, Chicho [que estos tres individuos sean en gran parte responsables de mis nuevas inquietudes me hizo decantarme por el mencionado título] Quedan avisados los posibles lectores de esta Constelación.

La canción dice así:



Carabelas de Colón,
Todavía estáis a tiempo:
Antes que el día os coja,
Virad en redondo presto,
Presto;


Tirad de escotas y velas,
pegadle al timón un vuelco,
y de cara a la mañana
desandad el derrotero,
atrás, a contratiempo.
Mirad que ya os lo aviso,
Mirad que os lo prevengo,
Que vais a dar con un mundo
Que se llama el Mundo Nuevo,
Nuevo,


Que va a hacer redondo el mundo,
Como manda Tolomeo
Para que girando siga
Desde lo mismo a lo mesmo.
Atrás, a contratiempo!
Por delante de la costa
Cuelga un muro de silencio:
Si lo rompéis, chocaréis
Con terremotos de hierro
Hierro,


Agua irisada de grasas
Y rompeolas de huesos;
De fruta de cabecitas
Veréis los árboles llenos,
Atrás, a contratiempo!
¡A orza, a orza, palomas!
Huíd a vela y a remo:
El mundo que vais a hacer,
Más os valiera no verlo,
Verlo:


Hay montes de cartón-piedra
Ríos calientes de sebo,
Arañas de veinte codos,
Sierpes que vomitan fuego.
Atrás, a contratiempo!
Llueve azufre y llueve tinta
Sobre selvas de cemento;
Chillan colgados en jaulas
Crías de monos sin pelo,
Pelo;


Los indios pata-de-goma
Vistiendo chapa de acero,
Por caminos de betún
Ruedan rápidos y serios.
Atrás, a contratiempo!
Por las calles trepidantes
Ruge el león del desierto;
Por bóvedas de luz blanca
Revuelan pájaros ciegos
Ciegos;


Hay un plátano gigante
En medio del cementerio,
Que echa por hojas papeles
Marcados de cifra y sello.
Atrás, a contratiempo!
Sobre pirámides rotas
Alzan altares de hielo,
Y adoran un dios de plomo
De dientes de oro negros,
Negros;

Con sacrificios humanos
Aplacan al Dios del Miedo
Corazoncitos azules
Sacan vivos de los pechos.
Atrás a contratiempo!
Trazan a tiros los barrios,
A escuadra parten los pueblos;
Se juntan para estar solos,
Se mueven para estar quietos,
Quietos;


Al avanzar a la muerte
Allí lo llaman progreso;
Por túneles y cañones
Sopla enloquecido el Tiempo.
Atrás, a contratiempo!
Por eso, carabelitas
Oíd, si podéis, consejo:
No hagáis historia; que sólo
Lo que está escrito está hecho,
Hecho


Con rumbo al sol que os nace,
Id el mapa recogiendo;
Por el Mar de los Sargazos
Tornad a Palos, el puerto,
Atrás, a contratiempo!
Monjitas arrepentidas,
Entrad en el astillero;
Os desguacen armadores,
Os coman salitre y muergos,
Muergos,


Dormid de velas caídas
Al son de los salineros
Y un día, de peregrinas,
Id a la sierra subiendo,
Atrás, a contratiempo
Volved en Sierra de Gata
A crecer pinos y abetos,
Criar hojas y resina
Y hacerles burla a los vientos,
Vientos,

Allí el aire huele a vida;
Se siente rodar el cielo;
Y en las noches de verano
Se oyen suspiros y besos

Y quien quiera puede escucharla pulsando aquí.

2 comentarios:

lisi dixo...

Gracias por tu visita a mi blog, por motivo Chicho Sánchez Ferlosio, y me alegra que también seas berciano: buena gente, jejeje.

Estupendo que estuvieras en la presentación de libro. Y sí, has leído bien, aunque está escrito en los tarjetones que ellos mismos incluyeron en el libro anunciando el DVD y CD para enero de este año, ya ves, estamos en septiempre y sigue sin salir.

Sergio B. Landrove. dixo...

No sólo por Chicho visito tu diario éxtimo: me gusta en sí.

Seguiré mordiéndome las uñas esperando los discos.

Gracias port tu visita a esta Constelación.

SBL.