martes, febreiro 27, 2007

El himno del tertuliano.


El último número de LR nos ha desvelado una noticia de tal alcance que no me resisto a reproducir en la Constelación.


« ¡ “HABEMUS” HIMNO!»

“Tertulia” vence a “Tertulia” y sobre “Tertulia” una. Asómate a la ventana verás al niño en la cuna.

REDACCIÓN. La Asamblea General del Muy noble y muy venal colegio oficial de columnistas, tertulianos y opinadores (COCTO) falló ayer el concurso convocado para elegir su himno. La aplastante victoria de “Tertulia” frente a la segunda propuesta más votada, igualmente rubricada “Tertulia”, (ciento veinte votos frente a treinta) hace innecesaria la segunda vuelta que habían pronosticado los más melómanos de entre los colegiados. Por el procedimiento de “voz en grito”, de acuerdo con el artículo sexto de sus flamantes Estatutos, los asistentes eligieron de entre las tres canciones presentadas al concurso la propuesta firmada con los pseudónimos Carlos Rodríguez Braun, Carlos Carnicero y Nicolás Redondo Terreros. Una vez abierta la plica se supo que los autores no eran otros que el periodista Albano Baltimore, el catedrático de todología eslava, John A. Pereira y don Benito Pantaleón, habitual firmante de cartas al director en los diarios del noroeste ibérico. El Secretario del COCTO procedió a la lectura del himno que fue aplaudido a diestra y siniestra, a diestro y siniestro por los presentes. Don Benito Pantaleón leyó unas breves palabras de agradecimiento (que ocupaban exactamente veinte líneas, su tope creativo) en las que señaló que «Los tertulianos ya tenemos algo que nos une, un símbolo al que acogernos cuando el libre intercambio de insultos roce la histeria, un remanso de concordia en nuestro ululante trabajo, un mantel sobre el que montar el picnic diario de la opinión pública y lograr nuestro fin, sea cuál sea éste.» Los aplausos que hicieron leer de nuevo el discurso a Pantaleón aún retumban en los dos oídos de éste cronista.



HIMNO DEL TERTULIANO


Tertulia, patria querida,
tertulia de mis amores.
Sin la más mínima idea
habló de los electrones.

¿Por dónde caerá Liberia?
¿y qué será la inflación?
Aún no he leído ni el lomo
de nuestra Constitución.

Ni de la Constitución,
ni del código penal,
pero ambos están mal hechos
¡los tiene que reformar!

Tertulia, patria querida,
tertulia de mis amores.
¡Quién viviera de tertulias
en todas las ocasiones!

Tengo que decir ya algo:
¡Quiero tener la razón!
quitársela a ese pazguato
que habla impostando la voz.

Que habla impostando la voz
y cita a Ortega y Gasset,
y es sólo un analfabeto
que no leyó ni a Punset

Tertulia, patria querida,
tertulia de mis amores
a ver si termino el libro
con mis colaboraciones.

Ya lo dijo Montesquieu,
luego lo firmó Platón:
“Con seis lugares comunes
¡creo opinión hasta yo!”

Primero cobro en la radio,
después en televisión
por defender a LOS MÍOS
que siempre llevan razón.

Tertulia, patria querida,
tertulia de mis amores.
¡Quién viviera de tertulias
en todas las ocasiones.

3 comentarios:

Anónimo dixo...

el pasado fin de semana escuchando el programa de Radio Nacional me pareció que Antonio Fraguas Forges se refería al "Himno del Tertuliano" en una charla sobre la hipocresía ¿Pudo ser? ¿lo escucho alguien?
Es que es muy bueno.

Paul Sicks dixo...

Ante la cruda y racionalista sociedad en la que vivimos, caben dos posturas: ser felices y disfrutar de nuestra grandiosa relajación de esfínteres cotidiana o bien desgarrar nuestra conciencia, dejando fluir los hedores liberadores del absurdo. Gracias por abofetear nuestra estúpida inercia con cada número de le Rosaire. MDZP.

Sergio B. Landrove. dixo...

Señor Anónimo:

Pues sí que es verdad. Da gusto tener lectores tan atentos como usted, señor anónimo, el pasado domingo 11 de marzo el maestro Antonio Fraguas (a) Forges en la tertulia del programa No es un día cualquiera de RNE 1 dijo:

“Me han “mandao" una poesía de los tertulianos que no sabeis lo que es… EL HIMNO DEL TERTULIANO... El himno del tertuliano es una cosa increíble… algún día os lo cuento “

Yo se lo mandé y parece que le gustó lo que meha hecho andar cinco centímetro sobre el suelo las dos últimas semanas.

Si alguien está interesado en escucharlo no tiene más que escuchar la segunda hora del programa a través del “Podcast” al que se accede en la columna de aquí a la derecha.

Amigo Sicks:

No merezco tus descomunicativos elogios. ¡Cuánto deben a tu impulso e inspiración las bofetadas que salen –casi todos los meses- de esa hoja volandera! Me alegra contarte entre mis atentos lectores pero que no daría porque volvieses a colaborar en LR bajo mi dirección.

¿Qué tal por la Academía?