luns, novembro 20, 2006

COPLAS DE LA VIDA DE MI ABUELA, de Rodrigo Osorio. ( II )



Cuando algún papel llegaba
a la casa de sus padres
la niña vueltas le daba:
¡Y es que leer aún no sabe!

“Hay que mandarla a la escuela
-dijo serio don Manuel-
con las ganas que ella tiene
pronto aprenderá a leer.”

A clase de doña Luisa
mandan a Filomenita
y en la cola de las niñas,
un poco asustada, grita.

El colegio no impedía
que tuviera que ayudar,
un día su madre entra:
“¡Me la tengo que llevar!”

“Tienes que ir a la tierra
allí están los trabajadores
y hay que subir la merienda
para aliviar sus sudores.”

Filomena no discute
pero piensa “¿Por qué yo?”
Carga el cesto, vega arriba,
bajo toda la calor.

Ahora ara y ahora siembra,
ahora viñas y ahora pan,
los garbanzos y patatas
también dan que trabajar.

Pero no todo era labor
y también había fiesta
en aquella dura vida
allá por los años treinta.

En San Miguel, más arriba,
subiendo para la Sierra,
vivía la tía Martina
una excelente pulpera

que siendo Santa Lucía
y preparada la hoguera,
llamado al tamborileiro
aviaba la merienda

para todos sus sobrinos:
golpea al pulpo en la piedra
y lo cuece con cachelos.
¡Parece que ya se huela!

Filomena iba oyendo
prepararse aquella fiesta
recordaba de otros años
la música y la comienda

la boca se le hizo agua
y, tal si esperar no pudiera,
su voz alzó, seria y firme:
“¿Cuándo comienza la fiesta?

Quiero ir a Mixiguel
a ver al bolboriteiro
¿Cuándo es Santa Lucía?
¡Yo no espero ni un momento!”

Sus padres y sus hermanos
rompen rápido a reir
“¡Qué cosas tiene la niña!”,
“¡No se puede resistir!”

El poco tiempo de escuela
ella lo aprovecha bien
y aunque sale a trabajar
no se olvida de leer.

Pero el trabajo era duro
y aun las manos más pequeñas
se agradecían a Dios
para adelantar tarea.

Ahora ara y ahora siembra,
ahora viñas y ahora pan,
los garbanzos y patatas
también dan que trabajar.

Arar, bimar y atoupar:
eran de viñas labor.
y luego, al fin del verano,
la vendimia: lo peor.

Y en el resto de las tierras,
las de hierba y las de huerto,
antes de echar la simiente
buena arada y esterroneo

y, ahí no acaba la cosa,
aún nos queda hablar del riego
entonces no es como ahora
y quitaba muchos fuelgos.

Un pozo con cigüeñal
tenían para un gran huerto
pero a las partes lejanas
en baldes llevan sustento.

Luego en la recolecta,
quitando de la vendimia,
lo que más trabajo daba
era la siega y la trilla.

Además para alimento
(no se me puede olvidar)
criaban un par de cerdos
y del rebaño… ¡qué hablar!

Después de tanto trabajo
quedaba tiempo de juego.
La semana y las tabas,
pasar la barca el barquero

Filomena compartía
con otras niñas del pueblo.
Y al corro y al escondite
dedicaba su más tiempo.

6 comentarios:

Anónimo dixo...

¿Mixiguel?¿Bolboriteiro?¿bimar?¿atoupar?¿fuelgos?...¿Invención o existen en realidad? ¿creaciones populares?

Taliesin dixo...

Sí, Rodrigo, contesta.

Sergio B. Landrove dixo...

"Mixiguel" y "bolboriteiro" son comola pequeña Filomena fue capaz de decir "San MIguel" y "Tamborileiro"(=tamborilero, El Bierzo está en el medio y medio de las isoglosas asturleonesa, galega y castellana).

"Bimar" según un Diccionario de expresiones leonesas (que ahora no puedo identificar porque no anoté) es un verbo que se usa en el este leonés: El Bierzo, Cabrera, Sanabria... para referirse a la segunda vez que se pasa el arado por las tierras.

"Atoupar" es otra tarea agrícola que mañana le pregunto a mi abuela y os concreto.

Gracias por el interés.

Un abrazo a los dos.

Taliesin dixo...

¿Y fuelgos?

ROG dixo...

"Fuelgos", creí estar "inventándolo" desde el galego "folgos" (aliento, en el sentido de fuerza para hacer algo) pero después mire en el diccionario de la RAE y lei:

fuelgo.
(De folgar).
1. m. ant. aliento.

y "ALIENTO"

aliento.
(Del lat. *alenĭtus, por anhelĭtus).
1. m. Aire que se expulsa al respirar. Echar el aliento. Buen, mal aliento.
2. m. respiración (ǁ acción y efecto de respirar).
3. m. Vida, impulso vital.
4. m. Espíritu, alma.
5. m. Vigor del ánimo, esfuerzo, valor. U. t. en pl. con el mismo significado que en sing.
6. m. Soplo del viento.
7. m. Emanación, exhalación.
8. m. Inspiración, estímulo que impulsa la creación artística.
9. m. Alivio, consuelo.
de un ~.
1. loc. adv. Sin tomar nueva respiración.
2. loc. adv. Sin pararse, sin detenerse, seguidamente.


Mi cultura clásica más amplia de lo que creía.

Gracias por la lectura y a Sergio por publicarlo.

P. S. Estoy mirando las grabaciones a mi abuela para saber lo que es exactamente "atoupar" por si la abuela de Landrove no le dice nada, si no le preguntaré a la protagonista esta noche cuando la vea.

Saludos a todos.

Sergio B. Landrove dixo...

Rodrigo,a ver si encuentras el concreto significado de "atoupar". mi abuela sólo lo entiende como versión del "atopar" (encontrar, dar con algo o alguien)galego y asturleonés.

Y en unos cuantos diccionarios que he estado mirando sólo aparece con ese sentido.

En cuanto a los diccionarios en los que aparece "BIMAR" era el DICCIONARIO DE HABLAS LEONESAS (LEÓN, ZAMORA Y SALAMANCA),de Emilio Miguelez Domínguez (libreria Tauro, 1993) y también lo encuentro en VOCABULARIU DE PALACIOS DEL SIL, de Roberto González-Quevedo (Academia da Llingua Asturiana. 2002)

La verdad es que la publicación de tu ROMANCE (sospecho que fundamentalmente por la publicidad de ARP en su compostela.blogspot.com) ha disparado el número de visitas a mi CONSTELACIÓN. Gracias a ti.