domingo, xuño 04, 2006

Del nombre de esta sección.

EL HUEVO Y EL FUERO.

Pregunta un amable lector cuál es la razón del título de esta jurídica sección que Landrove me permite difundir a través de su Constelación. Nada me alegra más que contestarle. La rúbrica viene de un dicho castellano que reza:

No es por el huevo sino por el fuero,

y que me parece bastante revelador de los problemas que plantea la Justicia. Dice Covarrubias en su Tesoro de la lengua castellana o española:

No es por el güevo sino por el fuero. Impuso un señor a sus vasallos por reconocimiento (el tributo de) un güevo, y ellos pleiteáronlo y gastaron sus haciendas en defenderse, y diciéndoles que cómo por tan poca cosa aventuraban tanto, respondían que no lo hacían por el güevo, sino por el fuero.

José María Irribaren en El porqué de los dichos explica:

Es decir, que no es por la materialidad del tributo sino por defender (...) mi derecho.

Es actitud propia de pleiteadores esta de discutir por la razón sin que importe demasiada el objeto de la discusión. Este dicho se contrapone a lo que decía uno de mis profesores en la Universidad de Santiago de Compostela: “…por muchas vueltas y metafísicas la definición de lo que es el derecho es bien sencilla: es el instrumento que sirve para determinar de quién es la vaca” , se ve que para él lo importante era el “huevo”.

Aquí nos ocuparemos de ambas cosas, como pretendía dejar claro con el título, del huevo y del fuero. Espero saber despertar su interés.

2 comentarios:

Arp dixo...

Siento la nota erudita, pero ahí va: uebo viene de opus (est), un verbo impersonal que significa 'es necesario' (no confundir con opus, operis, 'obra' -ejem-).
En el Mío Cid aparece 'uebos es' (=es necesario). http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&TIPO_BUS=3&LEMA=uebos

Erudiciones varias, S. A.

Sergio B. Landrove dixo...

Gracias por la erudición pero ¿dónde queda "ovo"? No es por urgar en ninguna herida.

Un abrazo.

Aportaciones tan sugerentes siempre serán bien recibidas.