domingo, febreiro 19, 2006

Los También, una tribu o etnia, de Gómez y Osorio. ( II )

Madagascar, siete trienios después. No ha sido fácil llegar a esta bella isla africana dónde, por fortuna, no hay negros aunque haya lemures. Busco en la guía de teléfono el apellido “Halfmöngrison” que, supongo, no será muy corriente. Olvidaba la tendencia al estupro del pueblo También, hoy en día más del 99,876% de la población de la isla lleva ese apellido, así que decidí entrevistar a la primera persona que me cruzase:
P.: Perdone, ¿cómo se llama usted?
R.: García, Manuel García.
P.: ¿Tiene alguna anécdota que se pueda incluir de relleno en un reportaje sobre el pueblo También?
R.: No, pero cuando cumplí el servicio militar…
Huí hacia la Biblioteca Memorial Mobutu Seseseko a investigar los asentamientos También en Madagascar, para mi sorpresa descubrí la fusión fría. Decidí destruir mi invento antes de que cayera en manos de desaprensivos, las bibliotecas están llenas de ellos. De camino a la meseta de Madagascar, lugar dónde me habían indicado vivían los También, tuve que ir esquivando con el Jeep™ a los numerosos soldados de la ONU que abusaban sexualmente de niñas y niños en la misma carretera.
Llegué tarde y la meseta estaba cerrada por defunción. “¿Quién ha muerto?”, me pregunté en voz alta.
- “El Gran Secretario General de los También que era el penúltimo También”, me contestó un miembro de Payasos sin fronteras que no podía trabajar debido al genocidio del que habían sido víctimas los niños También también.
P.: ¿Quién lo mató?
El payaso se quitó su peluca rosa, se arrancó la nariz de espuma y lloró. Se levantó de la piedra volcánica en la que estaba sentado y mirándome a los ojos me dijo: “Eso mismo me preguntó el cabo Fernández cuando, durante la Mili,…”

CONCLUSIONES:
-Los También son una tribu o etnia e violadores actualmente casi extinta.
-Su origen es legal e incierto.
-Han sido víctimas de uno de los mayores genocidios de la Historia que, asesinadas todas las mujeres, concluirá con su total desaparición de la faz de la tierra. (Algo habrán hecho).
-La gente aprovecha la más mínima oportunidad para contarte su mili.
-Nada más.



Este relato de don Pedro Gómez Moyano y don Rodrigo Osorio estuvo entre los diez finalistas del Concurso de relatos de viaje y humor SOBERANO (organizado por la conocida marca de bebidas espirituosas) en su edición de 1999 bajo el título, por exigencias de las bases, LOS TAMBIÉN, UN PUEBLO SOBERANO. La compañía productora y comercializadora de drogas legales se quedó con los derechos de explotación del mismo aunque, aún es hoy el día, en que los autores desconocen si ha sido publicado o no.

4 comentarios:

Ramón Machón dixo...

Yo, cuando pequeño, me arrancaba las postillas de las rodillas.

¿Conoces la tribu de los almíbares? Escribí algo sobre ellos, pero no me recuerdan.

En San Pedro de las Dueñas ¿Siguen vendiendo recortes las monjitas?

Salú.

Sergio B. Landrove dixo...

Quizá pregunte usted por San Miguel -y no S. Pedro- de las Dueñas. donde venderán yo creo recortes las religiosas (cada vez quedan menos)

Desconozco todo sobre los almíbares pero no me importaría conocerles.

Gracias por su comentario.

Miguel Ángel dixo...

Yo conocí a un También.
Estaba haciendo la mili en Astorga y cuando nos estabamos conociendo los compañeros uno dijo:
"Soy de Ponferrada"
y otro dijo:
"Yo...También"
Por cierto...¡Vaya mili! ¡Si te contara...!

Sergio B. Landrove dixo...

Mejor no me la cuentes...

Con la supresión de la mili se han reducido considerablemente la narrativa oral del sexo masculino español que ahora se reduce tristemente a historiografía balompédica y otros deportes de temporada (ciclismo en verano, fundamentalmente) Quizá sea lo único negativo de la suspensión del servicio militar obligatorio.

Creo que en Le Rosaire de l´Aurore tienen una sección para recuperar esa riquísima vertiente de la literatura épico-fantástica (¿o fantasmagórica?) que tanto heos padecido de nuestros mayores.